Posteado por: peregrinodelasrias | octubre 30, 2007

Qué razón tenía mi padre…

Hoy, hablando con un compañero, ya de mediana edad, con una hija recién salida de la carrera, llegó un momento en que mi compañero decía “qué razón tenía mi padre, y qué poco caso le hacía”. A mí se me encendió la bombilla: “pues eso que dices significa que ya no eres joven :-P”. A mi compañero se le calló la mirada, pero por unos segundos, porque aparte de tener un humor tipo Gila, es el hombre orquesta de la empresa que organiza casi todas la fiestas/cervezas/excursiones del departamento, y las que no organiza las anima.

Y hoy, hablando con A, concreté:

“Los jóvenes, por sistema, ponen en cuestión todo lo que dicen sus padres, y por vicio dan por hecho que se equivocan. Cuando comienzan a aceptar que sus padres tenían algo de razón, cosa que suele ocurrir cuando los jóvenes son padres, es que los jóvenes ya no son jóvenes, y de hecho estarán dando consejos a otros más jóvenes que no les harán caso” Resumidamene:

“cuando te oigas decir que tu padre tenía algo de razón, es que ya no eres tan joven como cuando no le hacías caso”

Conste que yo nunca fui un joven corriente :-) De hecho empecé creyendo que tenía razón en todo y ahora… Bueno, en unas cosas sí, en otras no.

Anuncios

Responses

  1. Yo diría eso en cuanto a la idealización (tanto positiva como negativa). Empiezas a dejar de ser tan joven cuando te das cuenta de que tus padres son personas normales y corrientes, y tienen miedo igual que tú, y se equivocan igual o más y pueden ser igual de estúpidos que ese tío que siempre te ha caído mal xD

  2. es un error común (en los jóvenes) pensar que los demás están equivocados. Lo que deben aceptar desde niños es la aplastante superioridad de la experiencia de los adultos. Luego, a medida que la vida te va obligando a definirte eligiendo opciones que van a determinar tu futuro, te empezarás a dar cuenta que no todos los adultos tienen la misma calidad, a algunos los debes escuchar y con otros es una pérdida de tiempo.
    Una vez alcanzados los 40 te plantearás lo conseguido cuando como máximo te quedan otros 40 de vida. Aquí como S. Pablo sentirás la revelación, (hay menos adultos de calidad que mediocres). Sólo a partir de los 60 podrás afirmar que, salvo un reducido círculo, el resto de los mortales es prescindible.
    algo así decía Umberto Eco no hace mucho, y coincide con una de las lecciones de Buda a sus discípulos.
    En Vigo seguimos en camiseta de manga corta desde las 12:00 hasta las 18:00 que empieza a refrescar


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: