Posteado por: peregrinodelasrias | julio 16, 2008

Buscando llaves, una de buena y mala suerte

Hace poco, cuando salía de la oficina para ir a comer, me encontré con la clásica tontería: ¿dónde están las llaves del coche? Después de revisar todos los bolsillos varias veces, desanduve los 200 m que hay del parking a mi mesa. Iba con otro compañero, los dos muy atentos, él riéndose y yo conteniendo los nervios… “No pasa nada, en la oficina no me robarían las llaves, y si no están en el suelo estarán sobre la mesa, o igual caídas junto a la silla…” Eso me decía, y lo que no quería decirme es que había recovecos de sobra para perder las llaves por el camino, o que con lo despistado que soy podían estar en cualquier cajón y no encontrarlas hasta un mes más tarde.

Llegué a la oficina y lo que vi fue esto (podéis ampliar pinchando en la imagen):

¿Veis las llaves? Yo tampoco las vi, pero por el camino tampoco… Aún no estaba nervioso, pero ya estaba pensando en que si llevase 18 llaves en un manojo no las habría perdido… Es que “mis llaves del coche” son una llave, sin ningún añadido, ni siquiera el escudo del Celta..

Miremos otra vez: suelo, mesa, cajones, detrás del ordenador… ¿Y entre las patas de las dos mesas, debajo del armario…?

Repitamos: suelo, mesa, cajones, detrás del ordenador…

Vale, y ahora que ya no tengo salida, pensemos: las llaves no se me han caído nunca en 10 años, así que si se han caído no fue por caminar, y además las habría oído caer. Tienen que haberse salido al sacar algo del bolsillo ¡el móvil, que hoy me llamaron! O igual al sentarme o levantarme. Hagamos una prueba: sentémonos, saquemos el móvil, volvamos a guardarlo, levantémonos, sigamos con la mirada todo lo que quede en la vertical de los bolsillos… ¡Hey! ¡Ahí! ¡Pero qué cabrona! ¡Vaya sitio! Lo curioso es que se veían ya al llegar a la mesa… Mirad la imagen grande otra vez, que están ahí.

¿No se ven? ¿No? Vaya… pues era fácil: pinchad en esta minifoto, y ahí están, justo en el centro de la foto :-)

Pues eso: ¿tuve buena o mala suerte? Me da igual, lo importante es reírse de todo :-)

Mi hermano me pregunta: ¿cuánto tiempo llevó todo el proceso? Pues como sólo desanduve el camino y miré un par de veces alrededor de mi mesa, fueron 10 minutos. Sí, a mí también me parecieron 10 minutos bastante largos :-)

Anuncios

Responses

  1. Lo que no te pase a ti…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: