Posteado por: peregrinodelasrias | agosto 25, 2008

“Vida y destino” de Vassily Grossman

Mis amigotes me regalaron por mi cumpleaños este libro. Eso fue en octubre del 2007. Y aún voy por la mitad de sus mil y pico páginas :-) Hay varios motivos para que me haya retrasado tanto en leer un libro que me está gustando tanto como este (otros de tamaño similar me los leo en una semana o dos, según lo atareao que ande).

 – Es un libro muy duro: describe muy bien todo lo que viven internamente sus personajes durante la Segunda Guerra Mundial. No es para cogerlo al final de día y relajarse con él: hay que reservar momentos lúcidos y con fuerzas para leerlo. Y aún así, cuesta un rato. Tuve que cerrarlo unas cuántas veces porque me estaba ahogando en tristeza, por ejemplo al describir un vagón de judíos destinados al exterminio desde el punto de vista de un niño de seis años, abandonado dentro del vagón de los abandonados.

 – La descripción es de una gran lucidez y apunta a temas trascendentales en dos direcciones: la vida interna íntima de la gente corriente, y la comparación entre las dictaduras Nazi y Stalinista (obviamente describe mucho más la dictadura Stalinista). Cada hoja está llena de situaciones, diálogos y reflexiones que obligan a pararse a pensar. Son terroríficos los diálogos entre personajes a los que se les escapa una crítica al estado y comienzan a jugar su partida para guardarse las espaldas, mirándose, pensando, cubriendo la retirada, recelando, temblando… También son impresionantes las descripciones del dolor de los personajes, casi como si se presenciara una obra de teatro genial, viendo las lágrimas de los actores. Y no digamos la descripción de los entresijos del sistema stalinista en guerra, tan terrible y despiadado como interesante. En un diálogo en que varios personajes hablan de su nuevo gran jefe, y de por qué el anterior “dimitió”, comentan: “¿sabe cuál es la diferencia entre un buen tipo y uno malo? Que el buen tipo hace canalladas de mala gana”. Ojalá nunca nos encierren en un sistema en el que la mayor esperanza de los buenos tipos sea “canallear” de mala gana…

 – Las descripciones son directas, pero con vocabulario rico y metáforas bastante barrocas. Aunque no llegan a empalagosas, hace que el libro se lea despacio. Un ejemplo:

“… Zhenia, su susurro confuso, sus pies desnudos, su susurro tierno, sus lágrimas en el momento de la despdida, su poder sobre él, su pobreza y su pureza, el olor de sus cabellos, su enternecedor pudor, la calidez de su cuerpo… Y la propia timidez de ser sólo un obrero soldado, y el orgullo de ser un simple obrero soldado.

“Nóvikov caminaba por las vías del tren cuando una aguja afilada perforó la nube cálida de sus pensamientos. Como todo soldado en filas, temía que su unidad hubiera partido sin él.”

 – Y la novela es compleja: se entrelazan un montón de historias con una larguísima lista de personajes (las últimas siete páginas del libro se limitan a listar a los personajes…). Y para mayor dificultad, los personajes aparecen referidos por su nombre de pila, su primer apellido, el segundo, uno o dos diminutivos cariñosos, o combinaciones de estos…

A pesar de las dificultades, es una novela casi obligatoria. No cuento más, que otra vez me he enrollado simpáticamente :-) Sólo añado unos enlaces interesantes como despedida:

Otro bloguero entusiasmado con el libro.

La entrada de la wikipedia para Vasili Grossman.

Y en la misma wikipedia para su libro “Vida y destino”. Es una descripción más objetiva del libro, aunque advierto que pueden descubrir detalles de la trama que es mejor descubrir por sorpresa en el libro.

(la primera foto es de la portada de libro, la segunda una escena de la batalla de Stalingrado, bajada de su entrada en la wikipedia).

Anuncios

Responses

  1. Gracias por el vínculo. Excelente reseña.

    Ahora animo a comentar otro libro no menos duro ni menos profundo:

    Las benévolas de Jonathan Littell.

    En breve escribiré mi comentario sobre este libro que me ha hecho pensar mucho.

  2. Je, aún recuerdo cuando me dejaste los primeros libros que leí de Sven Hassel. ¡Menuda revelación!

  3. Bonhamled, tomo nota de la propuesta, gracias. F, los libros de Sven Hassel hablan de lo mismo, víctimas en el frente ruso, pero Hassel es mucho más limitado: sólo suma datos, casi como un informe judicial, y además se limita a la vida de un soldado. Ahora mismo, “Batallón de castigo”, la novela de Hassel, pierde un puesto y se ve superada por la de Grossman :-)

  4. Si es que Grossman son palabras mayores… ;)

  5. Estos dos últimos meses ando leyendo libros de este tipo de historia. Uno de ellos va sobre los misterios y enigmas de la historia. se titula “Las Puertas Templarias” de Javier Sierra. Te va investigando la historia de una familia en la que casualmente está incluido Hitler!!!. Lo resomiendo, por lo menos no es duro pero si intrigante.
    El otro libro se titula “Las reliquias de Hitler, Magia, ocultismo y sociedades secretas en el Tercer Reich”. Es muy fuerte el ver cada secta, sus ideales y el verdadero por que de la Guerra Mundial.
    Pero también hay cosas buenas. Os recomiendo que leaís la vida de Irene Sendler. Es impresionante el corazón que tiene esa persona.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: